«El concierto en la Torre de Aledo fue mágico»

El ensemble instrumental Pretérito Imperfecto, grupo residente del Festival Internacional de Música Antigua de Sierra Espuña, califica como «muy acertada» la apuesta de la Mancomunidad por el FIMASE

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Festival Internacional de Música de Sierra Espuña ya calienta motores para volver a inundar de conciertos y clases magistrales el Territorio Sierra Espuña. Mula, Aledo, Librilla, Alhama de Murcia, Pliego y Totana volverán a albergar el FIMASE entre el 18 y el 28 de julio de 2018, pero antes, hemos pedido a los grupos residentes de la edición anterior que recuerden cómo fue su experiencia en el que ya apuesta por convertirse en uno de los eventos referentes de música antigua del sureste español.

La humildad, la constancia y el inconformismo son tres de las mayores cualidades de Pretérito Imperfecto, un joven ensemble instrumental especializado en interpretación historicista. Ellos fueron, en la edición anterior, grupo residente del FIMASE, un evento que describen con tres palabras: “Belleza, cariño y placer”.

Para David Gutiérrez (traverso), Borja Gimeno (violín barroco), Marta Sala (violonchelo barroco) y Alejandro Fernández (clave), nuestro festival fue “una experiencia muy positiva en la que pudimos disfrutar de una semana estupenda. Asistimos a conciertos de gran nivel, como el de Manfredo Kraemer, pudimos aprender con él en sus clases de cámara y disfrutamos de convivir con los compañeros del resto de ensembles”, aseguran.

– ¿Qué fue lo que más os impactó y por qué?

– Era el segundo año íbamos a Sierra Espuña, por lo que ya no nos sorprendía tanto el espectacular entorno o los lugares de conciertos. Lo que sí que nos sorprendió gratamente fue comprobar cómo la frescura y el cariño que nos dieron el primer año se mantenía la segunda vez.

– ¿Y lo que más os gustó hacer?

– Los conciertos, sin lugar a dudas. Especialmente el de la torre de Aledo, que compartimos con el resto de compañeros. El sitio era maravilloso, y por el formato de concierto, se creó un ambiente mágico en la torre aquella noche.

– ¿Qué os pareció el entorno de trabajo y los lugares de conciertos?

Increíbles. Ya los conocíamos del año anterior y aún así, volvieron a parecernos espectaculares… Entrar en La Santa de Totana de nuevo o al bajar al Estrecho de la Agualeja por la noche era sobrecogedor.

– ¿Recordáis alguna anécdota curiosa que os gustaría destacar?

– Hay varias muy divertidas. Tenemos muchos recuerdos de las noches en la piscina con el resto de compañeros, pero nos parece más prudente no dejarlas recogidas por escrito.

– La Mancomunidad de Sierra Espuña ha decidido que la música antigua sea uno de los atractivos de su turismo, ¿cómo calificáis esta decisión?

– Nos parece muy acertada, y más aún con los lugares y espacios tan increíbles con los que cuenta Sierra Espuña. El entorno es un escenario ideal para crear nuevos públicos de música antigua y para disfrutar de los conciertos.

– ¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

– Por un lado seguimos evolucionando como músicos y como grupo, buscándonos un hueco en el panorama nacional. Además, a corto plazo, queremos repetir nuestra experiencia en el Ouzde Muziek de Utrecht, que fue fantástica, y así seguir creciendo como grupo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s