NEWSLETTER – VERANO 2019

ECOS Festival de Sierra Espuña celebra su 4ª edición

RAQUEL ANDUEZA_MG_0195_ photo©Michal Novak.jpg

© Michal Novak

 

La Mancomunidad Turística de Sierra Espuña junto a la Universidad de Murcia y Early Music Project presentaron el pasado 21 de junio en el Hotel Jardines de la Santa (Totana) los nombres de los grupos residentes ECOS seleccionados para 2019, así como el cartel de su cuarta edición, que se celebrará del 19 al 27 de julio en diferentes enclaves históricos y naturales de Aledo, Alhama de Murcia, Librilla, Mula, Pliego y Totana (Región de Murcia).

En el primer fin de semana del festival destaca el concierto que ofrecerán Raquel Andueza y Jesús Fernández en el enclave del Museo de los Baños de Alhama de Murcia, con música de Monteverdi, Merula y otros compositores italianos. El día antes se celebrará el concierto de inauguración del festival en el Estrecho de la Arboleja de Aledo, será ofrecido por el cuarteto de cuerda polaco Quartetto Nero, grupo residente ECOS del 2018, que interpretará obras de Haydn, Telemann y Vivaldi.

Cantoría y el Ensemble ECOS, dirigidos por Jorge Losana, serán los encargados de dar vida a las obras del Manuscrito de Totana, que será además presentado en el Congreso Med&Red de Basilea por el investigador y musicólogo del CSIC, Emilio Ros Fábregas. En este concierto, que se celebrará en el Santuario de la Santa de Totana, se podrá escuchar una de las misas y motetes contenidos en el manuscrito de Alfonso Lobo y Francisco Guerrero.

La segunda semana dará paso a los conciertos infantiles del programa Early Music Kids, donde los alumnos de las escuelas de verano de Sierra Espuña podrán descubrir instrumentos como el traverso barroco, el órgano o la trompeta natural. Estos conciertos serán ofrecidos por músicos jóvenes colaboradores de Early Music Project como Pablo FitzGerald, Ignacio López, David Gutiérrez o Marc de la Linde.

Los grupos residentes ECOS seleccionados para 2019, que ofrecerán conciertos en Pliego y Librilla, han sido L’Aquilegia, dúo italiano formado por Teodora Tommasi (voz y arpa medieval) y Feredico Rossignoli (laúd) con un programa en torno a Bartolomeo Tromboncino (1470/1535) y sus contemporáneos, y Serendipia, un dúo de flautas de pico nacido en la Escola Superior de Música e Artes do Espectáculo (ESMAE) de Oporto formado por Rita Rodríguez y Moisés Maroto, con un programa que explora las disminuciones y la teoría de los afectos en la música de van Eyck, Playford, Telemann y Uccellini.

ECOS Festival concluirá con el Early Music Night: una noche con micro-actuaciones de los músicos colaboradores del festival y los grupos residentes ECOS que llenarán de música histórica el emblemático Museo de San Francisco de la ciudad de Mula. El festival completa así una oferta cultural y turística que incluye conciertos, programas de divulgación y formación, experiencias turísticas y actividades naturales en el Territorio Sierra Espuña.

Cantoría inicia su gira de verano

ensemble.cantoria

© Michael Schäfer

Tras su paso por tierras germanas, actuando en las ciudades de Brühl y Freiburg, con el programa “El Fuego”, el ensemble vocal vuelve a casa para seguir compartiendo su admiración por el renacimiento ibérico plasmado en su programa “Lenguas Malas”, participando desde el 5 al 7 de julio en el festival Clásicos en Verano que les llevará a los pueblos de Ajalvir, Moralzarzal y Nuevo Baztán, en Madrid. Seguidamente, el día 9, actuarán en Gijón (Asturias) en el Festival Música Antigua de Gijón (circuito de conciertos FestClásica). El día 21, en el Ecos Festival de Sierra Espuña el ensemble se unirá a otros cantantes en la interpretación de las obras más conocidas del Manuscrito de Totana.

Ya en el mes de agosto, continua la ronda de conciertos veraniega incluida en FestClásica: días 4 y 5 en Artziniega y San Sebastián (País Vasco), en la Quincena Musical; el 7 en Jaca (Aragón), en el Festival Internacional en el Camino de Santiago; el 8 en Torroella de Montgrí (Cataluña); y los días 27 y 28 en Comillas y Loredo (Santander, Cantabria), durante el Festival Internacional de Santander. Además, dos incursiones en territorio europeo: Baume-les-Messieurs (Francia) el día 11 con “El fuego”, en el evento Les Amis de Bernon y, finalizando la gira, el día 1 de septiembre les podremos ver en Utrecht (Bélgica) con “Lenguas Malas” en el Oude Muziek Utrecht Festival.

 

 

Presentación del descubrimiento del Manuscrito de Totana

Cartagena-manuscrito-totana

© Early Music Project

A comienzos del verano de 2017, Jorge Losana descubrió en la Iglesia de Santiago “El Mayor” de Totana un antiguo manuscrito con obras polifónicas de diversos autores españoles renacentistas que se remontaba al siglo XVIII.

El manuscrito ha sido presentado en  el Congreso Internacional de Música Medieval y Renacentista de Basilea (Suiza) a principios de julio por Jorge Losana y Emilio Ros-Fábregas, musicólogo investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La interpretación de las obras más conocidas de este manuscrito por parte de Cantoría y el Ensemble ECOS, dirigidos por Jorge Losana, será uno de los acontecimientos más relevantes del Festival Internacional de Música Antigua de Sierra Espuña en su próxima edición,

Durante el año siguiente, desde el Taller de Músicas Históricas de la Universidad de Murcia, se realizarán actividades de divulgación para dar a conocer este descubrimiento, que incrementa el enorme patrimonio documental de la música renacentista hispánica. Además, se desarrollarán actividades de investigación de las obras más desconocidas para que puedan ser interpretadas.

La música

El manuscrito consta de una treintena de obras musicales de polifonía sacra, entre las que se encuentran motetes, salmos de para vísperas y dos misas. Las obras contenidas en el Manuscrito de Totana tienen la disposición habitual de los libros de coro del Renacimiento, donde cada parte está escrita separadamente de las demás en una esquina de la hoja, con las voces agudas (cantus y tenor) en la parte izquierda y las partes graves (altus y bassus) en la página derecha. Por su tamaño, el documento podría haber sido usado como libro de facistol, unas partituras de gran tamaño legibles a distancia por todo el grupo de cantores e instrumentistas (ministriles), con las que se interpretaba el canto llano y la polifonía durante las celebraciones litúrgicas.

En sus páginas conviven obras de posible procedencia valenciana con otras composiciones de autores del entorno de Sevilla, Córdoba y Granada. Encontramos motetes y salmos de Francisco Guerrero, Ceballos, Santos de Aliseda, Tornel y Magister Pontac y otras pequeñas piezas anónimas, además  de siete salmos y nueve versiones de magnificats de Juan Navarro.

Gracias a la investigación de Ros-Fábregas se podrá datar y localizar el manuscrito, aunque  una inscripción en una de las últimas páginas en la que puede leerse “Invitatorio para Navidad de Gandía” año 1805, nos da una pista de su posible procedencia valenciana. A pesar de que la mayor parte de la música que contiene el documento proviene del siglo XVI, este dato convertiría al documento en un manuscrito tardío. Su existencia supondría una prueba más de cómo el repertorio de la polifonía clásica pervivió en las catedrales y centros religiosos españoles durante varios siglos, durante los que convivirían el canto llano, el repertorio de los grandes compositores renacentistas como Victoria, Palestrina o Guerrero, y las obras “contemporáneas” que serían compuestas por los maestros de capilla del momento en cada catedral.

Entre todas las obras del documento destaca por relevancia científica uno de los salmos: el Beatus vir, atribuido a Ceballos, que no había sido localizada hasta ahora por ningún científico. Es posible, por tanto, que estemos delante de una partitura que había estado perdida durante siglos y que únicamente se encuentre en el Manuscrito de Totana.

El descubrimiento ofrece, pues, además de su valor artístico y científico, un elemento cultural e identitario de gran relevancia para el territorio de Sierra Espuña, formado por los municipios de Aledo, Alhama de Murcia, Librilla, Mula, Pliego y Totana, y toda la Región de Murcia, que aporta un componente más para vertebrar la cohesión cultural de una zona que ya cuenta con una rica tradición musical y folclórica, especialmente con las cuadrillas y el trovo de Aledo y Totana durante las romerías y fiestas patronales.